Consejos para empezar en el gimnasio (PARTE I): ¿qué me pongo?

Después de un año escuchando a tu hermana decir que tienes que acompañarla a sus clases de spinning, aguantando las peroratas de tu vecina cada vez que coincidís en el ascensor y vuelve relajadísima de su clase de yoga y oyendo a tu compañera de trabajo presumir cada día de la cantidad de kilómetros que corre, al fin te has convencido: vas a empezar en el gimnasio. Estás mentalizada, motivada y deseando comenzar y mimetizarte con la tribu de deportistas que, en los últimos tiempos, parece rodearte y acosarte para que te unas a ellos, pero te asaltan unas dudillas: ¿qué me pongo? ¿Por dónde empiezo? ¿Notarán que soy novata?

 

outfit sport 1 bbCortavientos Rohnisch (59,95€), zapatillas de running Nike Flex Run (85€), top sujetador Under Armour (€), camiseta de tirantes H&M (12,99€), camiseta de tirantes de Under Armour (19€), top deportivo Rohnisch (29,95€) y pantalón recto de Naffta (50€), Short Adidas (28€).

Recuerdo ahora como algo lejano cuando, hace tan solo un par de años, ir al gimnasio era de flipados o pringados. A partes iguales. El comentario habitual de la gente guay era “Buff… yo no he pisado un gimnasio en mi vida, odio el deporte.” Y lo chocante es que esa clase de opiniones no solo eran comunes, sino que eran de gente mucho más enrollada, más a la última y más guay que a los que les gustaba ir al gimnasio, considerados entonces una especie rara de gente que, o bien estaba obsesionada con su cuerpo o bien no tenía nada mejor que hacer. Han pasado tres o cuatro años nada más, pero en este tiempo ha ocurrido algo que ha cambiado sustancialmente esta percepción:  hacer deporte se ha puesto de moda. Tal cual. Hoy en día no hay revista que no dedique alguna de sus páginas a la práctica deportiva (impensable en cualquier Vogue de hace un lustro) ni tienda que no haya incluido una colección de moda deportiva entre sus filas (Mango, Oysho…). Proliferan los blogs, perfiles de Instagram o cuentas de Twitter relacionadas con el mundo del deporte y los famosos hacen exhibición de sus entrenamientos en las redes sociales. Incluso entre las celebridades se ha dado este cambio radical: antes, ante la pregunta que se hacía a toda modelo en una entrevista de “¿Cómo te cuidas?” la respuesta era un “Duermo ocho horas y bebo mucha agua” (ejem, nadie se lo creía) y ahora afirman orgullosas que practican pilates, yoga, running, pesas o crossfit.  El entrenamiento ya no se esconde, sino que ahora es motivo de ostentación.

Sea por seguir esta moda -que espero que sea imparable- o sea por convicción propia, te has decidido a empezar en el gimnasio y te planteas preguntas cruciales como ¿qué equipación necesito?

Sí, la clásica pregunta de qué me pongo también nos la hacemos para ir a entrenar y no es ninguna tontería. Equiparse adecuadamente es fundamental tanto por salud como por comodidad y bienestar. Es cierto que la ropa deportiva es cara (aunque, por fortuna, actualmente existen opciones asequibles) y que crear un guardarropa sport de la noche a la mañana conlleva una buena inversión, pero no es necesario arruinarse para empezar a ir al gimnasio, sino solo hacerse con algunas prendas fundamentales, que podemos ir ampliando poco a poco. Esto es lo básico para empezar:

El top deportivo

No me cansaré de decirlo: hay que entrenar con un sujetador adecuado y no vale el sostén de aros de toda la vida, por muy bien que te quede y muy cómodo que te parezca. Un buen sujetador deportivo adaptado a la fisonomía y talla de cada una es fundamental para evitar que las fibras del pecho sufran con los movimientos e  impactos y también para sentirse realmente cómoda. Éste, junto con el calzado, es la inversión más importante que debes hacer para iniciar cualquier actividad deportiva y en la que creo que no hay que escatimar.

¿Cómo elegir el sujetador deportivo? Ante todo, dependerá del tipo de deporte que se vaya a realizar, pues no es lo mismo correr, jugar al baloncesto o hacer aerobic, actividades con impacto, que andar en bici o practicar yoga. Los sujetadores deportivos suelen clasificarse según el nivel de impacto para el que se recomiendan. Personalmente, yo siempre los compro de máxima sujeción, pues eso me permite utilizarlos para todo tipo de actividades. Además, es muy importante saber elegir bien la talla, para lo que al probarse un sujetador hay que buscar que el pecho esté inmovilizado. Es decir, que hay que llevarlo muy apretado, siempre y cuando esté cómodo. La página web de Adidas tiene un buscador de sujetadores bastante útil, donde se introducen las medidas de busto y contorno y el tipo de actividad y la aplicación recomienda una serie de modelos.

A mí, personalmente, me gusta mucho el modelo Nike Pro, aunque reconozco que es adecuado para chicas más bien con poco pecho.

Nike-Pro-Core-Compression-Classic-Womens-Sports-Bra-650831_549_A_PREM(1)

Las que tienen más talla pueden encontrar muy cómodos los modelos Pro Hero de Nike.

NIKE-PRO-HERO-BRA-620271_011_A_PREM

O el sujetador deportivo Pro Rival, también de Nike.

Nike-Pro-Rival-Womens-Sports-Bra-620277_616_A_PREM(1)

Un apunte más sobre el top deportivo: es un sujetador, no una camisetita corta muy cuqui para ponerse encima del sujetador de aro. Puedes lucirlo sin nada encima o ponerte una camiseta, pero hacedme caso, si no queréis que se note que sois novatas en el gimnasio, por favor, ¡no os pongáis otro sujetador de calle debajo del top! Se han dado casos, de verdad…

Las zapatillas

Utilizar un calzado adecuado a la práctica deportiva no solo va a mejorar el rendimiento, sino que también evitará lesiones, sobrecargas y molestias de todo tipo. Y aquí no importa si somos novatos, si creemos que para lo que vamos a hacer en los primeros días, da igual qué calzado llevemos. Esto es importantísimo, al menos en cualquier actividad con impacto. Si has decidido ir a clases de spinning, posiblemente puedas utilizar más o menos cualquier par de zapatillas, al igual que si vas a hacer un entrenamiento en sala (pesas, máquinas…), aunque también existen zapatillas de entrenamiento pensadas para estas actividades, pero es cierto que no son tan importantes. Sin embargo, si vas a realizar cualquier actividad que implique saltos o carrera, debes comprar unas deportivas adecuadas.

zapatillas.png

Zapatilla de running Nike Air Zoom Pegasus 32 Solstice (120€), Zapatilla de running Nike Lunartempo (120), zapatillas de running Asics GT-1000 4 (120€), zapatillas de running Asics GEL-DS RACER 10 (110 €), zapatillas de entrenamiento Nike Free TR 5 print (125€), €), zapatillas de running Adidas Ultra Boost (180 €), zapatilla de entrenamiento Adidas adipure 360.2 Celebration (86€).

Tampoco hace falta que te gastes una fortuna, porque es cierto, en los inicios de tu nueva vida como deportista posiblemente no entrenarás con la intensidad que haga necesario utilizar el último modelo de la mejor marca del mercado, pero puedes optar por unas zapatillas de rango medio, pero que sean adecuadas para tu actividad y para tu tipo de pisada (en caso de que vayas a correr, ya sabrás que existen corredores neutros, pronadores y supinadores).

El resto de la ropa de deporte

Hoy en día, es increíble la variedad de ropa deportiva que podemos encontrar y, lo más importante, ¡hay modelos estilosos! El hecho de que practicar deporte esté de moda ha llevado a que se multiplique la oferta de ropa deportiva y, además, lo haga con precios muy competitivos. Aunque reconozco que yo soy fiel a las marcas deportivas técnicas de toda la vida, algunas tiendas de ropa de calle han sacado colecciones deportivas bastante completas y con precios muy buenos, como la colección Gymwear de Oysho, H&M Deporte o Mango Sport.

outfit 2

Zapatillas Nike Air Zoom Pegasus Photosynthesis ID (145€), mallas H&M (19,99€), Sudadera Running Embossed por Stella Mccartney (130€), sujetador deportivo H&M (17,99€), short Nike (27,99€), Camiseta de manga larga Under Armour (60€), botella de agua Nike (22€).

Mi consejo, en cuanto a la ropa deportiva, es que para poder empezar a ir cuanto antes al gimnasio (o a practicar cualquier deporte), sin arruinarte entre la matrícula y el equipamiento y para que tampoco tengas excusa y dejes lo de empezar para el mes que viene, por aquello de “no tengo nada que ponerme,” es que te compres unas mallas que te sienten bien y con las que estés a gusto, un par de camisetas básicas y baratas, junto con el top y zapatillas que has elegido con sumo cuidado y en los que has invertido un poco más, y no te compliques.

Mis mallas preferidas son las de Naffta, que es marca española, fabrica en Vigo y sus productos no solo están muy bien diseñados para resaltar el cuerpo femenino, sino que además son de calidad. Es cierto que es bastante cara, pero es una buena inversión por cómo sientan sus prendas. En su web tienen muchísimos modelos de mallas con diferentes cortes y también venden en el Corte Inglés.

Para terminar de equiparte sin dejarte la paga extra, cómo no, siempre te quedará un clásico: Decathlon, donde además de algunos productos de marcas, la gama básica de la casa es muy asequible.

Un par de consejos más: si tus últimas referencias en cuanto a moda deportiva se sitúan en los 90, tómate esto muy en serio: ya no se llevan las zapatillas blancas ni tampoco los calcetines (ahora son negros, de colores e incluso estampados, lo hortera es llevarlos blancos), el chándal de algodón no es para entrenar y hace mucho que dejaron de llevarse los bodys (sí, aquellos tipo tanga que se ponían sobre las mallas).

En resumen, no es una tontería cuidar lo que nos ponemos para entrenar, porque nuestra salud y bienestar están en juego (sobre todo, por la importancia del sujetador y zapatillas). Además ¡recuerda que los gimnasios están llenos de espejos! va a ser el lugar donde más tiempo y veces vas a contemplar tu imagen durante todo el día (a poco que entrenes durante una hora, no creo que pases cada mañana tanto tiempo delante del espejo), así que no te pongas cualquier cosa y pasa de la camiseta de publicidad, más vale que aproveches la cantidad de oferta que existe para hacerte con algún modelito deportivo con el que te sientas a gusto. Y te prometo una cosa: en cuanto empieces a hacer deporte, te sentirás tan bien que te verás mucho más guapa.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s