Recetas de otoño: bizcocho de avellana y manzana

Las tardes de otoño piden a gritos perfumar la casa con el olor de la repostería casera y esconderse por un rato en una cocina caldeada a golpe de horno, mientras fuera oscurece irremediablemente sin que hayan dado las seis de la tarde. El fin de semana me regalaron una bolsa de manzanas de huerto, manzanas asturianas, de esas feas, golpeadas, un poco duras y de las que hay que mirar bien, “por si hay bicho” (vamos, ecológicas de verdad). Sigue leyendo

Anuncios